Como ya tuvimos la posibilidad de comentarles en alguna oportunidad este es uno de los sietes emiratos que componen el territorio de este prometedor país. Lo cierto es que cada uno posee particularidades que los transforman en un destino singular y muchas veces basta con cruzarnos de un emirato al otro para darnos cuenta de las diferencias con las que nos podemos llegar a encontrar con tan solo unos kilómetros de distancia recorridos. En Ras el Jaima hay reglas propias de un país árabe, como lo puede ser el hecho de que no se perdonen las infidelidades, el uso de drogas ni los robos. Además cuenta con las ventajas que casi todos los emiratos vecinos poseen y se trata de la explotación del petróleo, uno de los recursos naturales que más dinero consigue para quienes son dueños del territorio.
2982c.jpg

La economía sin embargo no es una de las más fuertes del país y es pequeña si la consideramos con la de Dubai, porque apenas cuanta con 250 mil habitantes que viven en el territorio. La ciudad cuenta con un gran aeropuerto en el que suelen descansar la mayoría de los aviones de la línea Emirates, de modo que en cuanto a lo económico no pasa las necesidades que nos podemos imaginar que existen en un país desértico.